Idioma : Castellano / Català

La solución para familiares de mayores dependientes

La falta de autonomía personal de nuestros mayores y de las personas afectadas de dependencia requiere de precisos cuidados y atenciones constantes y específicas que no todas las familias pueden dar.

Para muchas familias hoy en día, esta situación supone un importante desasosiego emocional además de un trastorno de los hábitos de conducta familiares.

Esté tranquilo sabiendo que sus mayores estarán siempre atendidos gracias a la Hipoteca Inversa Vitalicia

La falta de autonomía de nuestros mayores requiere dedicación constante, atención y disponibilidad para su aseo y cuidado personal, la realización de curas y tratamientos, el desplazamientos fuera del hogar,…. un cuidado necesario que no siempre podemos compaginar con nuestra vida cuotidiana. Estas situaciones generan stress y tensiones familiares, y nos inundan sensaciones de impotencia, egoísmo y culpabilidad.

Con la Hipoteca Inversa contrate la asistencia que necesitan sus familiares dependientes sin renunciar a nada.

Si esta dedicación no puede asumirla completamente dentro del núcleo familiar, podemos contar con la ayuda de terceras personas expertas que se ocupen de nuestros mayores en nuestra ausencia. Si ellos se encuentran atendidos en todo momento, nosotros nos sentiremos mejor y mejorará la calidad de vida nuestra y de nuestros mayores.

Con la Hipoteca Inversa mejora la calidad de vida de nuestros mayores y de sus familias.

Para poder sufragar el coste económico que supone esta ayuda externa, la Hipoteca Inversa Vitalicia permite disponer de unos ingresos regulares indefinidos que pueden dedicarse tanto a acondicionar el hogar de nuestros mayores como a contratar a asistentes personales, servicios doméstico y de limpieza, servicios sanitario domiciliario.

La Hipoteca Inversa Vitalicia mejora la autonomía y cuidado de nuestros mayores.

En caso de que nuestros mayores no puedan o deseen continuar recibiendo atenciones domiciliarias y deseen o precisen acceder a una vivienda geriátrica o asistencial, pueden obtener un Hipoteca Inversa Vitalicia sobre su vivienda para sufragar parte del coste de estas residencial sin tener que vender la vivienda ni el patrimonio familiar.

Con la Hipoteca Inversa Vitalicia sus mayores vivirán donde ellos deseen.

Además, puede alquilar la vivienda y así conseguir mayores ingresos que permitan hacer frente al coste de estas residencias, todo ello sin tener que vender el patrimonio acumulado o aportar importantes recursos mensuales de los hijos, nietos o sobrinos.

Con la Hipoteca Inversa Vitalicia podrá pagar una residencia geriátrica sin tener que vender patrimonio ni costearla con su propio dinero.

Recuerde que, al contratar una Hipoteca Inversa, no se procede a su venda como sucede con la llamada Renta Vitalicia. Tan sólo se solicita un crédito sobre la vivienda que deberá devolverse cuando se cancele la hipoteca, habitualmente a la defunción de su propietario.

La Hipoteca Inversa es un crédito que no implica la venta de la vivienda, conservando su propiedad

Los herederos conservarán la titularidad de la vivienda, que en caso de venta, les permitirá disponer de todo el dinero que obtengan una vez saldada la deuda originada por la Hipoteca Inversa.